“La división al interior de la Iglesia concerniente a Amoris Laetitia (AL) ya ha comenzado,” dijo el Profesor Robert Spaemann en una entrevista para Maike Hickson de OnePeterFive. “Diferentes conferencias de obispos han publicado lineamientos contradictorios unos en relación con otros. Y los pobres sacerdotes se han quedado solos en este sentido”, agregó.

Por Lisa Bourne. LifeSiteNews. 4 de octubre de 2017.

La Exhortación del Papa Francisco del 2016 acerca del matrimonio y la familia ha “fraccionado” la Iglesia Católica, causando división entre los obispos y dejando prácticamente fuera a los sacerdotes, comentó un prominente filósofo Católico alemán.

“La división al interior de la Iglesia concerniente a Amoris Laetitia (AL) ya ha comenzado,” dijo el Profesor Robert Spaemann en una entrevista para Maike Hickson de OnePeterFive. “Diferentes conferencias de obispos han publicado lineamientos contradictorios unos en relación con otros. Y los pobres sacerdotes se han quedado solos en este sentido”, agregó.

Spaemann, un ex miembro de la Academia Pontificia para la Vida y amigo desde hace mucho tiempo del Papa Emérito Benedicto XVI, comentó durante la entrevista la remoción del Dr. Joseph Seifertde una universidad de España por haber criticado la enseñanza del papa en la exhortación Amoris Laetitia. 

Robert_Spaemann_645_408_55
El filósofo alemán Robert Spaemann

El filósofo relató cómo un sacerdote Africano recientemente lo visitó y con lágrimas describió el panorama de los sacerdotes que han sido suspendidos por negar la Santa Comunión a los católicos divorciados y vueltos a casar que cohabitan en adulterio.

“El Mandato ‘Obedecerás a Dios más que al hombre’ también aplica a la enseñanza de la Iglesia,” dijo Spaemann.

“Si el sacerdote está convencido de que no le es lícito dar la Santa Comunión a los ‘divorciados vueltos a casar’ entonces le corresponde obedecer las palabras de Jesús y la enseñanza de la Iglesia de más de 2.000 años.

Spaemann dijo que la doctrina de la Iglesia que prohíbe el adulterio, hoy está siendo potencialmente ignorada.

El filósofo instó a los católicos, llámese laicos o consagrados, que se encuentren ante el requerimiento de dar la Santa Comunión a los católicos divorciados y vueltos a casar civilmente, a mantenerse fieles a la inmutable enseñanza y práctica de la Iglesia.

“Esos sacerdotes, que ahora estarían siendo forzados por sus superiores a dar la Santa Comunión a quienes públicamente y sin arrepentimiento son adúlteros, o a otros que abierta y notoriamente viven en pecado, debo contestarles con la santa convicción de que”, dijo Spaemann, “nuestro comportamiento es el comportamiento de todo el universo católico a lo largo de más de dos mil años.’”

Cuando a Spaemann, quien creció bajo un régimen de Nacional-Socialismo, se le preguntó acerca de qué consejo le daría a los católicos ante el estado de dificultades por el que está atravesando la Iglesia, y éste contestó: “Era más sencillo ser un católico fiel en los tiempos del Nazismo de lo que es hoy”.

Cuando se le preguntó a Spaemann si, como filósofo, está de acuerdo con el argumento actual acerca de que los nuevos cambios sociales deberían traer cambios a las leyes morales también, el filósofo contestó con una negativa. Pero además agregó que, incluso suponiendo que hubiera cambios en la aplicación de estas leyes, “los principios que rigen las leyes morales son, siempre y en todas partes, los mismos.”

“Si ya existiera una visión predominante y ésta contradice la ley moral, que es la esencia del hombre”, dijo Spaemann, “entonces la sociedad entera se encuentra ya en un estado más que deplorable.”

 ‘Unidad… fundada en la verdad’

Spaemann relató durante la entrevista el impacto que tuvo en él cuando se enteró de la remoción del Dr. Seifert de su puesto como académico. El Arzobispo Javier Martínez Fernández, Obispo de Granada, España, removió a Seifert— un amigo cercano del finado Papa San Juan Pablo II — de su posición en la Academia internacional de Filosofía en Granada el pasado mes de agosto después de que Seifert hubiera publicado una crítica a la exhortación del Papa Francisco.

Spaemann censuró la acusación hecha por el Arzobispo Martínez de que Seifert estaba confundiendo a los fieles y quebrantando la unidad de la Iglesia.

“La unidad de la Iglesia está fundada en la verdad”, dijo el filósofo.

“Lo que Seifert censuró es la interrupción de la enseñanza constante de la Iglesia y específicamente las enseñanzas del Papa Pablo VI y Juan Pablo II”, dijo Spaemann. “San Juan Pablo ya recalcó, en su Encíclica Veritatis Splendor, explícitamente, que no hay excepciones en la negación de los Sacramentos a los divorciados vueltos a casar. El Papa Francisco contradice la enseñanza de la Encíclica Veritatis Splendor de la misma forma tan explícita.

El filósofo dijo que la remoción de Seifert ha tenido impacto en todos los centros Católicos de educación superior.

“Cada filósofo que trabaja en alguna institución relacionada con la Iglesia ahora se encuentra en el predicamento de si podrá continuar prestando sus servicios ahí”, dijo el filósofo.

No mucho después de la publicación de Amoris Laetitia en abril del 2016, Spaemann había comentado que cambiar la práctica de los sacramentos de la Iglesia sería “una fractura a la enseñanza tanto antropológica como teológica del matrimonio y la sexualidad.”

“Es claro para cualquier persona pensante que conozca los textos relevantes en el contexto de la exhortación Amoris Laetitia para saber que en efecto hay una fractura” con la Tradición de la Iglesia, dijo el filósofo en aquel entonces.

En diciembre pasado Spaemann dijo que los cuatro cardenales que enviaron las cinco preguntas de sí-o-no (dubia) al Papa Francisco con el objeto de clarificar Amoris Laetitia tomaron el camino correcto. Dijo el filósofo que fue lamentable que sólo cuatro de los  cardenales lo hayan hecho.

Spaemann dijo que la negativa del Papa Francisco a responder a los cuatro cardenales ha desvalorizado el Magisterio de la Iglesia.

[Traducción de Diego Newman. Dominus Est. Artículo original]

Categories: Iglesia

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.