Después de que se diera a conocer la ‘corrección filial’ histórica al papa el fin de semana, muchos católicos preocupados se han estado preguntando por qué ningún Cardenal añadió su nombre. Aquí los motivos.

Apoya la Corrección Filial al papa Francisco por la ‘propagación de herejías’. ¡Firma la petición!

OXFORD, 25 de septiembre de 2017 (LifeSiteNews) – Después de que se diera a conocer la ‘corrección filial’ histórica al papa el fin de semana, muchos católicos preocupados se han estado preguntando por qué ningún Cardenal añadió su nombre.

El Cardenal Raymond Burke en particular ha comentado públicamente acerca de una “corrección formal” por parte de los cardenales después de que el papa Francisco no respondió a su llamamiento a clarificar Amoris Laetitia.

Entonces ¿por qué ni él ni los otros [cardenales] firmaron esta “corrección filial”?

Básicamente la respuesta es que los académicos y pastores detrás de la iniciativa decidieron no pedir a ningún cardenal que se les uniera.

“Hemos querido que ésta fuera una iniciativa independiente”, dijo el portavoz, Dr. Joseph Shaw, a LifeSiteNews. “Tomamos la decisión de no incluir a los Cardenales”.

Shaw desea acallar cualquier rumor – ha visto algunos en redes sociales – de que había prelados trabajando detrás de escena.

“Queremos dejar absolutamente claro que el Cardenal Burke no está detrás de esta iniciativa”, dijo Shaw.

La principal razón para no pedir a los cardenales que firmaran el documento ha sido la prudencia. “No es práctico esperar que algún Cardenal firme un documento de esta naturaleza”, dijo Shaw, “por ser algo muy cercano a la persona del Papa”.

“Mientras más arriba están [los clérigos], más cautelosos querrán estar con las expresiones”, dijo Shaw. “Querrán ser concisos”.

En opinión de Shaw, los teólogos y pastores tienen más libertad que los prelados para plantear los argumentos contra Amoris Laetitia y sus problemas. Mientras tanto, la manera en que la Corrección Filial ha sido presentada “debería ser útil a una amplia variedad de católicos”.

Por supuesto, el documento fue planteado originalmente para una audiencia de una persona. La Corrección Filial fue enviada a Roma hace seis semanas y, dijo Shaw a LifeSiteNews, fue entregada al papa Francisco de manera personal en Casa Santa Marta. Los firmantes no recibieron respuesta.

“Si el papa Francisco hubiera respondido, habríamos entrado en otro tipo de conversación”, dijo Shaw. “Así que ahora estamos incluyendo a los fieles católicos”.

Shaw sabe que los medios de comunicación están interesados en quiénes y cuántos firmaron pero, dice que el número de firmantes de la Corrección Formal no es el punto. El punto importante son los argumentos presentados. Ese es el porqué de que los firmantes sean académicos o pastores.

La Corrección Filial fue escrita por un grupo central de entre los firmantes, quienes se lo mostraron a otros académicos y pastores para sus comentarios y contribuciones. Fue revisado muchas veces antes de que fuera firmado y enviado.

Shaw pudo enterarse de que algunos católicos han mirado sorprendidos la firma del Obispo Bernard Fellay de la Fraternidad San Pío X, una orden de sacerdotes cuyo status canónico aún no está resuelto. No obstante, elogió sin reservas al obispo.

“Es una gran declaración para el Obispo Fellay la que ha hecho”, dijo Shaw. “Su compromiso con la verdad es mayor que sus preocupaciones políticas, más que facilitar la regularización”.

En opinión de Shaw, la Corrección Filial para Fellay es una manera de comunicarlo a su comunidad y “a los católicos a todo lo largo”.

Como muchos católicos claman poder firmar también ellos la Corrección Filial, Shaw señala que una petición auxiliar independiente ha sido publicada en Change.org.

LifeSiteNews también ha lanzado hoy una petición apoyando la iniciativa.

“Estoy feliz de que la gente esté apoyándonos de esta manera [con estas iniciativas]”, dijo Shaw.

[Traducción de Dominus EstArtículo original]

Categories: Iglesia

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.