Una pareja de lesbianas en Oklahoma, Estados Unidos, ha sido condenada por abusar y torturar a su hijo de cinco años. Las brutales palizas le han provocado dos derrames cerebrales.

Una pareja de lesbianas en Oklahoma, Estados Unidos, ha sido condenada por pegar y torturar a su hijo de cinco años, lo que le ha provocado dos derrames cerebrales según informan los médicos del hospital donde le atendieron por las heridas sufridas.

La policía de la ciudad de Muskogee arrestó a la madre del niño, Rachel Stevens, de 28 años y a su pareja, Kayla Jones, tres años menor que ella, por una denuncia médica al apreciar que los derrames fueron provocados por meses de malos tratos.

Ambas mujeres le encerraban, le golpeaban y le ataban

La denuncia policial se hizo efectiva después de que los médicos del hospital St. John Medical Center avisaran a las fuerzas de seguridad del estado en que se encontraba el niño. A la pareja se le acusó de abuso de menores. 

Los documentos del juicio revelaron que el niño admitió haber sido atado en repetidas ocasiones. Le encerraban en un pequeño cuarto durante largos períodos de tiempo donde también le pegaban palizas. Su madre llegó a aplastarle la mano con un martillo y su ‘madre adoptiva’ le daba patadas en la ingle. También le golpeaban con cinturones.

No tuvieron una segunda oportunidad. Ambas partes llegaron a un acuerdo, según informa el Daily Mail, por el que pasarán los próximos 20 años de su vida entre rejas.

Jones y Stevens, la pareja maltratadora.

FUENTE: ACTUALL

Categories: Mundo

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.