La historia ha ocurrido en Mississippi, donde el aborto no está permitido más allá de las 20 semanas de embarazo. La duda que surge ahora es si el abortorio realiza o ha realizado abortos más allá del tiempo legalmente establecido en el estado.

Estos días se ha conocido un caso en Mississippi que ha vuelto a poner en evidencia lo que ocurre en muchos centros abortistas y que poco a poco se está conociendo. En Jackson, Mississippi, nació hace unos días una bebé después de que su madre acudiera al centro abortista a su cita.

Tanto la madre como la hija fueron transferidas posteriormente a un hospital donde ambas se encuentran bien de salud. Pero este hecho genera dudas sobre los centros abortistas, ya que en el Estado de Mississippi el aborto está prohibido a partir de las 15 semanas, tal y como se aprobó el pasado mes de marzo, pese a que la ley se encuentra bloqueada judicialmente, mientras que generalmente el límite de viabilidad de un bebé prematuro está en las 22 o 23 semanas.

Según han afirmado en el propio centro abortista, la mujer había acudido solamente a realizarse un ultrasonido para conocer el tiempo que llevaba embarazada. Pero si la niña nació, y se encuentra en buen estado, lo que parece indicar que ya había superado claramente las 22 o 23 semanas, ¿en qué semana de gestación se encontraba? Se presupone que ya en un estado avanzado. ¿El centro iba a procurarle el aborto pese a haber superado las 20 semanas, que es el límite legal de este estado norteamericano?

Este centro abortista es el único centro del estado de Mississippi donde se se realizan abortos.

Tags:
Categories: Mundo

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.