Unos 65 autobuses con combatientes y sus familiares están preparados para salir de tres pueblos al sur de Damasco e iniciar la marcha hacia el norte de Siria, en virtud de un acuerdo para ceder el control de esas poblaciones a las autoridades gubernamentales.

El convoy, el tercero que sale de las poblaciones de Yalda, Babila y Beit Sahem, se está reuniendo en un punto de encuentro a las puertas de estas localidades, como paso previo a su salida.

En los últimos dos días, cerca de 2.300 milicianos extremistas y sus allegados fueron evacuados abordo de 50 autobuses en cumplimiento del acuerdo con las autoridades de Damasco que, en la práctica, supone una rendición.

El Gobierno sirio, con la mediación de Rusia, ha conseguido recuperar el control de la mayor parte de las zonas a las afueras de Damasco donde todavía tenían presencia facciones yihadistas.

La única área que aún no ha sido evacuada es el campo de refugiados de Al Yarmuk, y los vecinos distritos de Hayar al Asuad, Al Qadam y Al Tadamun, zonas dominadas por el Estado Islámico y Hayat Tahrir al Sham, filial siria de Al Qaeda.

Categories: Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *