El sacerdote Étienne Sengiyumva era párroco de Kitchanga, en Kivu del Norte, una región al noreste del país cerca de la frontera con Ruanda y Uganda. En los últimos meses ya han sucedido tres asesinatos en esa región pese a la presencia del ejército y los cascos azules.

Ya son tres los sacerdotes asesinados en la región de Kivu del Norte, al noreste de República del Congo durante los últimos meses. “Las investigaciones sobre estas muertes no conducen a nada”, ha afirmado el obispo Kaboy Ruboneka. “Los testigos temen por sus vidas y las de sus seres queridos y es difícil que aporten elementos útiles para la investigación”.

En esta situación se vive en algunas zonas de República del Congo, donde al menos 15 grupos armados que no consiguen ser desarmados pese a la presencia en la zona del ejército y de los cascos azules de la MONUSCO (Misión de la ONU en la República Democrática del Congo), según informa la agencia Fides.

El padre Étienne Sengiyumva, párroco de Kitchanga, fue asesinado después de haber celebrado misa y mientras estaba reunido con un grupo de colaboradores. “En ese momento un hombre armado, acompañado por otras personas, entró en la sala de reuniones y disparó a quemarropa a la cabeza del sacerdote, matándolo de inmediato”, según ha explicado monseñor Théophile Kaboy Ruboneka, obispo de Goma, capital de Kivu del Norte.

Además de los tres sacerdotes asesinados, en la misma diócesis fue secuestrado otro sacerdote el domingo de Pascua -1 de abril- y que fue liberado 5 de abril

Además de los tres sacerdotes asesinados, en la misma diócesis fue secuestrado otro sacerdote, Célestin Ngango, párroco de Karambi, el domingo de Pascua -1 de abril- y que fue liberado unos días después -5 de abril-.

“Aquí en Kivu del Norte vivimos en un caos total. La situación en mi diócesis de Goma, como la de Butembo-Beni, es increíble. Estamos completamente abandonados por todos; vivimos solo gracias a la Providencia. Pido a los fieles de la Iglesia universal que recen por nuestra región para que podamos redescubrir la paz”, ha afirmado monseñor Kaboy Ruboneka.

Categories: Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *