Un conocido director de teatro sueco ha terminado por quitarse la vida después de los ataques recibidos por unos supuestos episodios de acoso sexual que se han descubierto falsos.

Benny Fredriksson era el director de un centro cultural de Estocolmo –Kulturhuset Stadsteatern- que se ha quitado la vida a principios de semana tras ser acusado de acoso sexual.

El hombre fue objeto de todo tipo de ataques el pasado mes de diciembre después de que un periódico sueco lo acusara de pasar por alto el acoso sexual de actores a sus compañeras. Recogió testimonios de supuestos testigos que le recriminaban mirar hacia otro lado. El diario Aftonbladet, tal y como recoge Breitbart, llegó a acusarlo de obligar a una actriz a abortar y de convertir el teatro que dirigía en una auténtica ‘dictadura’.

A principios de esta semana, otro diario llamado Kulturhuset Stadsteatern, ha confirmado el suicidio del director durante un viaje a Sydney, y ha achacado su muerte a la presión feminista a la que se vio sometido por parte del movimiento ‘Me Too’.

‘’Después de dirigir durante 16 años el Kulturhuset Stadsteatern, Benny Fredriksson abandonó abruptamente su vida laboral como consecuencia de una campaña mediática sin límites. Ha sido terriblemente triste e injusto. Con él, se ha creado una herida que no se puede curar. Es una gran tragedia’’, ha dicho la actual CEO del teatro, Sture Carlsson.

La televisión pública sueca SVT afirma ahora que las denuncias de acoso sexual dirigidas contra el fallecido podrían ser totalmente falsas. A partir de los testimonios publicados por el diario Aftonbladet, las autoridades de Estocolmo iniciaron una investigación sobre el asunto yhan compartido parte de la información. La conclusión es que no hay pruebas que demuestren que Fredriksson participó en ningún tipo de clase de acoso sexual.

En total fueron entrevistadas 135 personas durante la investigación, que ha durado meses y cuyo resultado no se publicará hasta dentro de un tiempo dado el reciente suicidio del aludido.

Categories: Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *