Un caza Su-30SM de las Fuerzas Aeroespaciales rusas se estrelló hoy en aguas sirias y sus dos pilotos murieron, informó el Ministerio de Defensa de Rusia.

“Según datos preliminares, la causa del accidente pudo haber sido el impacto de un pájaro en uno de los motores del avión”, señaló Defensa en un comunicado, en el que se recalca que el aparato no sufrió ningún tipo de ataque.

El accidente se produjo cuando el Su-30SM tomaba altura sobre el Mediterráneo poco después de despegar de la base de Khmeimim, provincia siria de Latakia, donde Rusia tiene desplegada desde el 30 de septiembre de 2015 una agrupación aérea, que apoya al Gobierno sirio.

“Los dos pilotos, que hasta el último momento lucharon por salvar su avión, murieron, según el parte llegado desde el lugar de los hechos”, detalló el departamento militar ruso.

En el mes de marzo, un avión de transporte militar ruso Antonov An-26 se estrelló durante una maniobra de aterrizaje.

En el accidente, que pudo haber sido resultado de un fallo técnico, murieron los 39 ocupantes de la aeronave: 33 pasajeros y seis miembros de la tripulación.

Oficialmente, 86 soldados rusos han perecido en Siria desde el comienzo de la intervención de Moscú en la guerra en septiembre de 2015, en apoyo del país árabe. Alrededor de tres mil soldados rusos están en Siria, la gran mayoría de los cuales están desplegados en la mencionada base aérea de Khmeimim, en el noroeste del país.

El aparato siniestrado este jueves se encontraba entre los más avanzados de Rusia y realizó su primer vuelo en 2012. En Siria, se utilizó para lanzar misiles aire-tierra contra objetivos terroristas y para escoltar aviones de ataque y bombarderos estratégicos.

Artículo de SOS Cristianos en Siria

Categories: Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *