El padre Tomás, sacerdote católico, expone un razonamiento sencillo y fácil de entender frente a los intentos por querer silenciar a los católicos en distintos temas.

Ayer leí el comentario que una señora hacía acerca del video que publiqué sobre Juan Pablo II, cuando nuestro querido Pontífice polaco condenaba el aborto. Esta señora empezaba su comentario así: “el aborto siempre ha existido, las chicas que lo desean hacer con te, con sobredósis,…”. Aunque yo no estaba de acuerdo con el comentario, parecía una doña que simplemente expresaba su opinión y nada más. Pero en un momento dice lo siguiente: “Además, ¿Quiénes son estos sujetos para opinar?”, y empieza a decir que los curas son pedófilos, que el Vaticano es corrupto, etc, etc. A ver, no tengo intención de responderle a esta señora directamente. Simplemente tomé su comentario porque elenca un montón de acusaciones que los medios de comunicación social han hecho y hacen contra la Iglesia Católica.

En primer lugar: ¿Quienes somos nosotros para opinar? Yo soy un ciudadano argentino y suizo, lo cual me da libertad de expresión tanto en mi país como en Suiza para expresarme con respecto a estos temas. Si aún los que no son ciudadanos pueden expresarse, mucho más los que lo somos. La Iglesia también es una institución como tantas otras, aunque para los católicos es más que una institución. Para los católicos la Iglesia fue fundada por el mismo Dios hecho hombre, Jesucristo, Señor de la Historia. Por eso, es más que una institución. Pero para quienes no son creyentes, la Iglesia es una Institución, y como tal, tiene derecho a opinar, sobre todo con respecto a lo que afecta a la moral y a la fe. Así como opinan de lo que quieren y como quieren otras instituciones, como los clubes de basquet o de futbol (Popovich, el director técnico de San Antonio, se puso a opinar sobre la política de Trump, lo que mismo que Ginobili) sobre temas que ni siquiera les compete. Si ellos que son deportistas pueden opinar, ¿Porque no lo puede hacer una institución religiosa? Yo no soy relativista, y para mí no todas las opiniones están al mismo nivel. Para mí es claro que algunas opiniones son verdaderas y otras son falsas, pero yo respeto a la persona que opina, aunque esté radicalmente en desacuerdo con su opinión. En el caso del aborto, no respeto en absoluto la opinión que dice “el aborto es un derecho”, ni siquiera respeto la opinión que dice “cada uno tiene derecho a decidir si abortar o no”. Esa opinión me parece aberrante y hasta es apología del delito. Ahora, tengo respeto por las personas que emiten esa opinión, y nunca voy a perderlo, ya que Cristo murió en la cruz por todos, inclusive por los abortistas. Pero nunca voy a respetar la opinión del abortista, ya que estar a favor del aborto nunca es respetable, simplemente voy a respetar la persona que emite esa opinión, y no solo que la voy a respetar sino que inclusive voy a rezar mucho por ella.También respeto el derecho de la otra persona a no tener ningún respeto por mi opinión, pero le pido a esa persona respetarme a mí, como yo la respeto a ella. Pero no me joroben con que por ser curas o ser la Iglesia Católica no tenemos derecho a opinar. Tenemos derecho a opinar como también lo tiene Diego Armando Maradona (que en este caso, lindo hubiese sido que hubiese nacido sin lengua, pues lo único que ha hecho bien en su vida es jugar al futbol. Cada vez que abre la boca… Dios míos, tápense los oídos).

En segundo lugar: ¿Que argumentos usan para decir que no tenemos derecho a opinar? La historia, acusan a los católicos de todos los males que existen en el mundo, y lo peor es que los católicos nos hemos creído el cuento. No voy a entrar a explicar cada parte de la historia, porque hoy la gente lee cada vez menos, y los post largos no suelen tener un buen recibimiento. Simplemente voy a decir lo siguiente: si es por la historia, NADIE TENDRÍA DERECHO A OPINAR. No lo podrían hacer los ateos, ya que el comunismo ateo dejó 200 millones de muertos, más muertos que las cruzadas, la inquisición y todos los muertos que pudo haber dejado la cristiandad. Obviamente, yo no juzgo a todos los ateos de la mísma manera, ya que no todos ellos son responsables de lo que hizo el comunismo, y muchos de mis amigos ateos son excelentes personas y aún mejores que yo. Pero usando los argumentos que usa este gente para no querer dejar opinar a los curas y a la Iglesia, yo podría decir que los ateos no pueden hablar por el desastre que hizo el comunismo ateo (y el desastre que aún hace). En América Latina está lleno de indios, basta ir a Perú, Ecuador, el Norte de Argentina y TODA LATINOAMÉRICA ESTÁ LLENA DE DESCENDIENTES DE INDÍGENAS. ¿Eso porqué? Porque los españoles SE MEZCLABAN, Y NO MATARON A TODOS LOS INDIOS COMO DICEN LAS LEYENDAS NEGRAS. En cambio, en América del Norte NO HAY CASI INDIOS. Los protestantes los mataron a todos. Lo mísmo los protestantes hicieron una masácre en África. Tanto joroban con el caso de Galieleo Galilei, y lo que no tienen en cuenta es que este hombre vivía en concubinato con una mujer. No estaba casado, Y EN ESA ÉPOCA NADIE LE DIJO NADA, LA IGLESIA NUNCA LE REPROCHÓ SU SITUACIÓN FAMILIAR. En cambio en la Suiza de Calvino mandaban a decapitar a los concubinos. Los protestantes también mataron infinidades de personas, SU INQUISICIÓN FUE MUCHO PEOR QUE LA CATÓLICA, Y FUE SIN MISERICORDIA. En el norte los ingleses decían que lo único valioso que tenían los indios es la piel. Lo mismo si nos ponemos hablar de los musulmanes, quienes en Turquía, Irán, Irak, etc; pasaron a filo de espada a todos los cristianos cuando conquistaron esas tierras (no nos olvidemos que Turquía, Irán, Irak, eran tierras 100% CRISTIANAS). Los musulmanes también mataron mucha más gente que los cristianos, y si vamos a los budistas, las guerras que tuvieron antiguamente con las artes marciales dejaron millones de muertos también, en fin…. podemos encontrar pecados y pecadores en todas las religiones, en todas las ideologías, y en todos los ritos. Quien no tenga pecado, que tire la primera piedra, dice Nuestro Señor. Ni los católicos somos impecables, ni los ateos lo son, ni los budistas, ni los musulmanes, ni nadie. Todo ser humano es bueno o malo, independientemente de la religión o ideología que tenga. Pero nosotros los católicos al menos podemos decir que nuestro querido Papa Juan Pablo II ha pedido perdón por los pecados de algunos miembros de la Iglesia en el pasado. No he visto nunca un representante del comunismo ateo, o protestante, o musulmán, o judío, o budista, pedir perdón por los pecados que cometieron los miembros de su religión o ideología en el pasado. ¿No deberían ellos también pedir perdón como lo hizo Juan Pablo II? ¡Ha no! Pero la Iglesia es responsable de todos los males del planeta tierra…. por favor, no sean ridículos, eso es desconocer la historia. Lo mismo el hecho de acusar al Vaticano. A ver, el Vaticano es un estado, que está formado por personas, SANTAS Y PECADORAS. Lo mismo que el estado argentino, ¿Podemos culpar a un argentino de la matanza de paraguayos que su gobierno hizo en la guerra de la triple alianza? No, no podemos, porque ese argentino NO PARTICIPÓ DE ESA MATANZA, lo hizo su gobierno. ¿Podemos acusar a un chino de la matanza de estudiantes que hizo su gobierno en los años 90’? No, porque él no participó de esa matanza, LO HIZO SU GOBIERNO. ¿Podemos acusar a los judíos de la matanza que hacen los soldados israelíes, quienes le rompen los brazos y piernas a niños palestinos menores de 4 años y les hacen todo tipo de torturas? No, no tienen la culpa, ES SU GOBIERNO QUE LO HACE. De la misma manera, no se puede acusar a un católico O A UN SACERDOTE DE LOS PECADOS QUE COMETIERON ALGUNOS MIEMBROS DE LA IGLESIA EN EL PASADO. Nosotros no hemos cometido esos pecados, lo han hecho nuestros antecesores, quienes ya han sido juzgados por Dios. Yo jamás voy a acusar a mis amigos protestantes, ni judíos, ni musulmanes, ni budistas ni ateos por lo que hicieron personas de sus religiones o ideologías, YA QUE PARA MÍ LA JUSTICIA ES IMPORTANTE. No meto a todas las personas de un grupo en la mísma bolsa, como sí lo hacen los ideólogos y opinólogos de turno. Lo mismo, así como no podemos decir que todas las mujeres sean prostitutas porque algunas lo sean, o no podemos decir que todos los argentinos son mentirosos porque algunos lo sean, o no podemos decir que todos los ingleses son ladrones y piratas porque algunos lo sean, TAMPOCO PODEMOS DECIR QUE TODOS LOS CURAS SON PEDÓFILOS. Son una minoría los que son así, y ES CONDENABLE. LO PEOR QUE PUEDE HACER UN CURA ES ABUSAR DE UN MENOR, Y MERECE IR PRESO DE POR VIDA. Pero no todos los curas son así, hay curas que dan su vida por los más pobres en África, otros que dan su vida por los leprosos en China, y muchos sacerdotes valientes que dan su vida por Jesucristo sirviendo al prójimo no solo con sus palabras sino también con sus vidas. Si vamos al caso, la mayoría de los pedófilos están entre los padres de familia y los familiares de los niños, no entre los curas, pero no podemos generalizar ni meter a todas las personas en la misma bolsa.

Por lo tanto, queridos “opinólogos”, abran un poco la mente y el corazón, y no se fijen “quién dice lo que dice” sino “qué es lo que se dice”. La verdad es siempre verdad, diga quien la diga, aún lo haga el demonio. El aborto es un asesinato, y esa es una verdad, por más que ustedes la nieguen con falacias y argumentos “ad hominem”. Dios los bendiga y la Virgen los proteja siempre.

Padre Tomás (sacerdote de la Santa Madre Iglesia Católica Apostólica Romana)

Categories: Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *