Un juez no permite a una ONG para personas transgénero acercarse a un niño de siete años obligado a vivir como una niña por su madre. Hace tiempo le quitó la custodia a esta para dársela al padre.

¿Niño o niña? Hay menores de edad que a día de hoy pueden temer que le hagan una pregunta como esta, sobre en casos extremos cómo el de L., que ha visto como los intereses de terceros casi le cuestan un cambio de sexo no deseado.

Y es que este niño ha visto cómo la separación de sus padres se convirtió en un infierno para él, sobre todo cuando su padre desapareció del todo de su vida y su madre decidió que ya no sería un niño nunca más, y que pasaría a ser una niña.

Para esta tarea la madre contó con la ayuda de la ONG Mermaids, una organización benéfica que ofrece ‘apoyo familiar e individual para niños y jóvenes transgénero’ y que ofrece cambio de sexo.

L. se fue convenciendo poco a poco de que era una niña y estaba a punto de comenzar un tratamiento hormonal para bloquear sus hormonas cuando su padre reapareció y denunció la situación.

En el juicio se demostró que el niño no sufría ninguna disforia de género, y el juez decidió que el L. se fuese con su padre porque el niño había sufrido “un daño emocional significativo”.

Se temía que a pesar de que la madre ya no tiene poder para influir en su hijo, este fuese aleccionado por miembros de esta ONG

Pero según acaba de publicar el Daily Mail la ONG Mermaids, que en su página web ofrecía tratamientos hormonales inmediatos -contraviniendo la ley que exige revisiones médicas previas-, ha sido vetada de las visitas al niño por el juez.

Se temía que a pesar de que la madre ya no tenía poder para influir en su hijo, y que este vuelve a considerarse hombre en vez de mujer, fuesen miembros de esta ONG los que influenciasen al menor.

Aunque desde Mermaids han lanzado un comunicado desmintiendo a la prensa y alegando que no han recibido ninguna orden judicial y que el auto del juez solo les mencionaba cuando se refería a la época de los procedimientos durante los cuales ofrecieron su ayuda a la madre.

En teoría, fue la propia madre la que informó a la ONG después del proceso que el juez les prohibía tener contacto con su hijo.

Imagen relacionada
La disforia de género en menores desaparece en el 95% de los casos si no se les da hormonas

FUENTE ACTUALL

Categories: Mundo

Cuéntanos qué te pareció este artículo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.