En 2015 Sophie Tanner decidió darse el sí quiero y casarse consigo misma. Ahora, dos años después, ha ido a la tele a presentar a su novio

Cuando jugamos a la monogamia, todos sabemos cuáles son las normas: engañar a tu pareja enrollándote con otra persona es una traición a la relación, y puede suponer, sino una ruptura, al menos un strike.

Si hablamos de soligamia (es decir, casarse con uno mismo), ¿enrollarse con alguien es serte infiel?

La respuesta la tenemos en Sophie Tanner, la británica que en 2015 decidió darse el sí quiero y comprometerse a cuidar de sí misma, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte la… bueno, hasta que se muera.

Tanner tuvo una boda con todos los ingredientes que uno esperaría: vestido, ramo, cura… solo faltaba un detalle, una pareja. Ahora, dos años después de la ceremonia, Tanner ha confesado en el programa This Morning que puede que haya tenido un desliz en su soligamia.

Recientemente, Tanner comenzó una relación con Ruari Barret, un hombre acostumbrado al poliamor que decidió volver a darle una oportunidad a la monogamia para conocer mejor Tanner, y que también ha decidido tomar el paso de casarse consigo mismo.

Puede que esto de las autobodas te esté sonando a una mamarrachada de personas muy solas que necesitan llamar la atención, pero después de leer la explicación que Tanner le dio a la presentadora Amanda Holden, puede que cambies de opinión:

“Casarse con uno mismo es un gesto de amor propio. Es decir que la compasión y los cuidados hacia uno mismo son igual de importantes que las relaciones románticas. Esto no quiere decir que estés rechazando todas las demás relaciones de tu vida y convirtiéndote en una monja para siempre. Quiere decir que estás desechando las malas relaciones”.

“Si hubiese más amor propio en el mundo no necesitaríamos ceremonias como esta. Esta es una declaración que busca elevar el perfil de amor propio, diciendo que es tan importante como el amor romántico y hacerlo como una ceremonia formal ya que cualquier otra persona tendría una boda”.

“Casarte contigo mismo es tomar el compromiso de ser responsable de tu felicidad, así que el divorcio no es una opción”.

Tanner en su boda casándose con sigo misma.

FUENTE PLAYGROUND

Categories: Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *