El presidente ruso consigue el mejor resultado de su historia y podrá permanecer en el poder hasta el 2024. Putin logró una victoria sin precedentes en sus 18 años en el poder, en unos comicios en los que la participación fue superior a la de las presidenciales de 2012.

No había muchas dudas: Vladimir Putin ha ganado este domingo las elecciones presidenciales rusas. Lo ha hecho además, según un sondeo a pie de urna difundido por el centro de estudios de opinión pública VTSIOM, con el mejor resultado de su historia, un 73,9 % de los apoyos. Para el día de hoy las cifras han cambiado a un 76,7% de los votos.

A Putin, que entra en su cuarto mandato y que podrá permanecer en el poder hasta el 2024, le siguen el candidato comunista Pavel Grudinin, que logró 11,2 % y el ultranacionalista Vladimir Jirinovski con 6,7 %.

La candidata Xenia Sobchak, de Iniciativa Ciudadana, ha reunido el 1,39 % de los votos y Grigori Yavlinski, de Yábloko, el 0,78 %. Sergei Baburin, de la Unión Popular de Rusia, ha conseguido el 0,62 % y Boris Titov, del Partido del Crecimiento, se ha hecho con el 0,6 %.

Unos 110 millones de rusos estaban llamados a votar en estas elecciones presidenciales en las que participaron por vez primera los habitantes de la anexionada península de Crimea, que este domingo cumplió cuatro años reunificada con Rusia. Según la CEC, la participación rondaba el 60 % a falta de tres horas para el cierre de los colegios.

La oposición y las oenegés denunciaron miles de irregularidades, como urnas llenas de antemano o el traslado de trabajadores en autobús hasta colegios electorales presionados por sus jefes. Rusia ha vuelto al centro del tablero internacional al precio de un clima de tensión con los países occidentales que no se vivía desde el fin de la Guerra Fría.

El conflicto en Siria, la crisis ucraniana o las acusaciones de injerencia rusa en la elección de Donald Trump en Estados Unidos alimentan la confrontación este-oeste, que se acentuó la semana pasada cuando Londres acusó a Moscú de haber envenenado a un exespía ruso en Reino Unido.

El domingo, en su primera rueda de prensa tras la victoria, Putin aseguró que acusar a Rusia por ese caso no tiene ningún sentido pero añadió que Moscú está “dispuesto a cooperar” con Londres en la investigación.

Según algunos observadores, esta crisis, que dio lugar a la expulsión recíproca de diplomáticos, fortaleció a Putin, cuya popularidad se basa cada vez más en la política exterior mientras sigue bajando el nivel de vida de los rusos.

“Tenemos que darle las gracias al Reino Unido porque una vez más no entendieron la manera de pensar rusa. Una vez más nos presionaron justo en el momento en que necesitábamos movilizarnos”, dijo Andréi Kondrashov, el portavoz de la campaña de Putin, citado por el diario Kommersant. “La diabolización de Putin en Occidente tuvo el efecto inverso en Rusia, un apoyo sin precedentes de su figura”, estimó el senador ruso Alexei Pushkov.

Los comicios se celebraron simbólicamente en el cuarto aniversario de la ratificación de la anexión de Crimea por parte de Rusia.

El presidente chino Xi Jinping felicitó el lunes a Putin asegurando que la relación entre ambos países está en su mejor momento. El venezolano Nicolás Maduro también le felicitó, igual que el boliviano Evo Morales. Pero de momento ninguna potencia occidental se pronunció sobre la cuarta victoria de Putin.

La participación, levemente superior a la de 2012 (65%), se explica en parte por los esfuerzos del Kremlin para movilizar a los electores en una elección sin suspenso.

La oposición rusa, empezando su principal rival, Alexéi Navalni, inhabilitado hasta 2024 y que pidió boicotear los comicios, acusa a las autoridades de falsear la participación recurriendo a fraudes como rellenar urnas u organizar el transporte masivo de electores a los colegios electorales.

“La victoria de Putin con más de 70% fue decidida de antemano”, dijo Navalni a la prensa, y adelantó que seguirá llamando a manifestarse, “la única forma de tener una lucha política en Rusia”.

Golos, una oenegé especializada en supervisar elecciones, publicó un mapa de los fraudes en su web en el que denuncia más de 2.900 irregularidades.

Momento en que Vladimir Putin sale de una mesa electoral en Moscú, tras emitir su voto. AFP

El exconsultor de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA), Edward Snowden, refugiado en Rusia desde sus revelaciones sobre la vigilancia masiva de Estados Unidos, difundió en Twitter un video que muestra lo que califica de rellenado de una urna.

“Exijan justicia. Exijan leyes y tribunales que tengan sentido”, escribió.

La presidenta de la Comisión Electoral, Ella Pamfilova, dijo sin embargo que las irregularidades fueron “relativamente bajas” y añadió que la votación fue transparente.

 

Tags:
Categories: Mundo

Leave a Reply