Ayer fue el Día Internacional contra la Homofobia, y varios obispos italianos decidieron conmemorar tan señalada festividad laica para convocar distintos actos de oración para superar este difuso mal que, al parecer, supone un azote terrible para nuestras sociedades, informa la publicación italiana Gay News.

En la duodécima edición de la Vigilia Ecuménica para la Superación de la Homofobia (sí, existe y, por lo visto, ha habido once antes) en Palermo se leerá una oración compuesta por su arzobispo,  Corrado Lorefice, que se leerá en la Piazza Politeama antes de iniciar una procesión que terminará en la Parroquia de Santa Lucia al Borgo.

También el obispio de Reggio Emilia, Massimo Camisasca, miembro del movimiento Comunión y Liberación, que en principio se había opuesto al evento, no solo ha terminado por permitirlo sino que ha decidido unirse a él.

Así, el 20 de mayo tendrá lugar en la parroquia Regina Pacis la vigilia de oración -en este caso, en su segunda edición- diseñada por el párroco Paolo Cugini, “para la superación de la homofobia, la transfobia y cualquier forma de intolerancia”.

En Bérgamo, la victoria del LGTBI ha sido más bien negativa: su obispo, Francesco Beschi, sin mediar explicación ni declaración, ha ordenado a un convento de capuchinos que anulen la adoración eucarística del 21 de mayo en reparación por los desmanes del Desfile del Orgullo local promovida por el Circolo del Popolo della Famiglia di Seriate y otros movimientos pro familia y provida.

El párroco Paolo Cugini ya hizo declaraciones para Gay News en las que aseguro que quienes se oponen a esta ‘apertura’ eclesial hacia el mundo LGTBI “son los mismos que se oponen al Papa”.

Desde Traditio Invicta nos oponemos radicalmente a estas actividades que no hacen más que confundir a los fieles más de lo que ya están confundidos, como si la homofobia existiese en verdad.

 

Categories: Iglesia Mundo

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.