Siguiendo la tesis del cardenal Osoro y del portavoz de la CEE, el obispo de la diócesis de Tarazona (Zaragoza), Eusebio Hernández Sola, agustino recoleto, se ha sumado al apoyo de sectores de la Iglesia en España a la huelga organizada por grupos feministas proabortistas para el día 8 de marzo.

Mons. Hernández ha asegurado, mediante declaraciones a la emisora local de la Cadena Ser en Tarazona, que hay que apoyar las reivindicaciones de las mujeres del día 8 de marzo.

«porque todos somos iguales. Y es más, si hay que distinguir a alguien sería a la mujer más que al hombre. Por lo tanto, yo os animo a que hagamos esta reivindicación por una sociedad siempre en principios de igualdad».

Hay que destacar que entre las reivindicaciones exigidas por estas feministas para el próximo 8 de marzo resalta el derecho a abortar de forma segura y gratuita, la implantación de la ideología de género y un modelo educativo laicista y únicamente público.

¿Cómo un obispo católico podría apoyar tremenda infamia? Hace unos días atrás veíamos al cardenal Osoro diciendo que la misma Virgen María apoyaría la huelga, es de no creer que un cardenal de la Santa Iglesia Católica vaya por allí hablando de forma tan irreverente contra nuestra Señora, María Santísima. Peor aún, toda la Conferencia Episcopal española apoyando tal atentado contra la dignidad del ser humano, porque de eso se trata, no de defender la dignidad de la persona, sino de aprobar el aborto, la ideología de género y el laicismo.

No sabemos si al prelado lo mueve la malicia o la ignorancia para defender como cierta la errónea tesis de que hay desigualdad en materia de derechos laborales al asegurar que «es especialmente desagradable la diferencia de salarios que hay entre hombre y mujer. Esto no es justo». Lo cierto es en España hombres y mujeres cobran exactamente el mismo sueldo en caso de ocupar los mismos puestos en cualquier empresa. 

Mons. Hernández Sola se une también a aquellos que piden igualdad para las mujeres dentro de la Iglesia e indica que «la Iglesia tiene que dar todavía unos pasos, pero yo creo que se están dando . El Papa Francisco es un hombre que lo intenta, que lo está promoviendo, lo que pasa es que todavía hay algún grupo que se resiste a ceder el paso, a la venida de las mujeres a ocupar cargos de responsabilidades».

¿Qué pretende el obispo con estas declaraciones por demás equivocadas? ¿Cuántos católicos poco o mal formados terminarán creyendo que la lucha de estas feministas es acorde a la doctrina de la Iglesia y terminarán enredados en los tentáculos de la revolución? Recemos por estos obispos.

Categories: Iglesia

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.