La Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica (CIVCSVA), en el Vaticano, dio a conocer un nuevo pronunciamiento sobre el fundador del Sodalicio, Luis Fernando Figari, acusado de haber cometido abusos sexuales.

En conferencia de prensa realizada este viernes 1 de junio por la presidencia de la Conferencia Episcopal Peruana, los obispos dieron lectura al pronunciamiento en el que la CIVCSVA rechaza algunas acusaciones que señalan que el dicasterio habría “ocultado” a Figari en Roma para “protegerlo”.

“A este respecto, se señala en primer lugar, que el Señor Figari nunca ha estado oculto, escondido o protegido en ningún modo por la Sede Apostólica, como también se considera infundada la afirmación de que se le impida al Sr. Figari defenderse o responder a las acusaciones formuladas contra él en Perú”, indica el comunicado del dicasterio vaticano con fecha 25 de mayo.

Luis Fernando Figari vive actualmente en Roma, retirado de la vida comunitaria por el Superior General, Sandro Moroni, con el consentimiento de la Santa Sede. En enero de 2017 la CIVCSVA emitió un decreto con las sanciones impuestas a Figari. Un año después, el Vaticano nombró como Comisario Pontificio de la institución al Obispo colombiano, Mons. Noel Antonio Londoño Buitrago, bajo cuya autoridad se encuentra ahora todo el Sodalicio.

Las medidas sobre Figari incluyen la prohibición de su regreso a Perú, excepto por motivos muy graves y con permiso escrito del Superior del Sodalicio. Además debe vivir en una residencia en la que no exista una comunidad sodálite y tampoco contactar a miembros de esta sociedad de vida apostólica. También se le prohibió dar declaraciones a medios de comunicación.

En diciembre de 2017 la Décimo Octava Fiscalía Penal del Ministerio Público del Perú pidió nueve meses de prisión preventiva para Figari.

El comunicado leído hoy por los obispos del Perú precisa que la prohibición de Figari para volver al Perú, “no es de hecho absoluta” y el permiso por escrito para su regreso puede darlo el actual Comisario Pontificio del Sodalicio.

El texto de la congregación también señala que en 2017 Figari apeló al Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, medida que fue rechazada. Tras ello, Figari volvió a apelar, esta vez al Colegio de Jueces del Foro Apostólico Supremo, una decisión que aún está pendiente.

“Estamos esperando la decisión final que, esperamos, sea notificada tan pronto como sea posible y, sobre todo, que confirme lo previamente acordado”, concluye el comunicado.

El Sodalicio de Vida Cristiana es una sociedad de vida apostólica fundada en el Perú a la que pertenece el director de ACI Prensa, Alejandro Bermúdez.

Artículo original de Walter Sánchez Silva para ACI Prensa

Categories: Iglesia

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.