Conor O´Down, un hombre con Síndrome de Down, llama a sus conciudadanos irlandeses a votar por la protección de la vida humana contra el aborto. El próximo viernes 25 se celebra un referéndum sobre la eliminación de la Octava Enmienda a la Constitución que protege la vida humana.

El próximo 25 de mayo se llevará a cabo un referéndum a nivel nacional en Irlanda para derogar la Octava Enmienda que afirma que el derecho a la vida de los no nacidos merece la misma protección legal que la vida de la madre. Para defender la vida, LoveBoth ha lanzado un anuncio contando la historia de Conor O´Down.

“Amo mi vida”, declara Conor, del pueblo irlandés de Drogheda, en el vídeo. “Por favor salva a bebés con Síndrome de Down. No nos rechaces”, ruega. La portavoz de la plataforma, Cora Sherlock afirma que “Conor es solo una de las personas con Síndrome de Down que se han presentado en las últimas semanas para hablar en contra de las propuestas de aborto del gobierno”.

LoveBoth promueve la protección de la madre y el bebé en el embarazo y destaca a la gran cantidad de personas que viven hoy en día debido a la Octava Enmienda de la Constitución irlandesa. “Somos una gran campaña de base y formamos parte de muchas personas y organizaciones que ahora están haciendo una campaña activa para votar NO en el referéndum. El grupo incluye The Pro Life Campaign, Students for Life, Women Hurt by Abortion y One Day More”, aseguran en su web.

Los defensores de la derogación ya han preparado una legislación que legaliza el aborto en el primer trimestre, sujeta a un período de espera de 72 horas, para seguir adelante si ganan. Los abortos tardíos se limitarían a los riesgos para la vida o la salud de la madre o las anomalías fetales fatales, pero los provida advierten que esas excepciones son un pretexto para lagunas mucho más grandes.

El 90% de los bebés en Gran Bretaña diagnosticados de Síndrome de Down son abortados

El Ministro de Salud irlandés, Simon Harris aseguró que el gobierno “excluyó específicamente la discapacidad” como motivo para el aborto en la legislación propuesta, pero, según Sherlock, “la realidad es que no existe tal exclusión en el proyecto de ley, sea específica o no”, tal y como recoge Lifesite News.

Un estudio de 2011 encontró que el 99 por ciento de las personas con Síndrome de Down se describieron a sí mismos como “felices”, y solo el 4 por ciento de los padres de los niños de Downs expresaron pesar por tener a su hijo. Sin embargo, los países con aborto bajo demanda se dirigen desproporcionadamente a los bebés Down para morir en el útero.

El anuncio señala que el 90% de los bebés en Gran Bretaña diagnosticados de síndrome de Down son abortados. También se ha estimado que el 65 por ciento de estos bebés son abortados en Noruega, prácticamente el 100 por ciento en Islandia y el 95 por ciento en España. No se recopilan datos precisos en los Estados Unidos, pero en 2015, el Instituto Pro Lozier de Charlotte calculó que el aborto reduce a la comunidad del síndrome de Down en un 30 por ciento.

Los provida irlandeses no quieren que su país se convierta en parte de esa tendencia. “La única forma de proteger a los niños por nacer con Síndrome de Down es votar ‘no’ el 25 de mayo”, afirma Sherlock.

Categories: Mundo

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.