Martín Vizcarra juró como nuevo presidente del Perú y anunció que su Gabinete será “completamente nuevo”. Las respuestas entre los católicos mantienen cierta incertidumbre sobre lo que se vendrá en esta nueva etapa para el país ¿Influenciarán sus vínculos con el país que más promueve la ideología de género y el aborto en el mundo, es decir, Canadá? ¿Será que se alejará de las directrices que estaba marcando su antecesor respecto a la vida y la familia?

El hasta ayer primer vicepresidente y embajador del Perú en Canadá arribó al Aeropuerto Internacional Jorge Chávez proveniente de Toronto aproximadamente a las 12:47 a.m. en un vuelo de Air Canadá.

“[Estamos] atendiendo la responsabilidad que tenemos todos con el país. Fe y optimismo, el Perú siempre puede salir adelante”, dijo Martín Vizcarra a la prensa en la madrugada al llegar a su domicilio en el distrito limeño de San Isidro.

Antes de llegar al Congreso, Martín Vizcarra fue condecorado por la canciller Cayetana Aljovín.

Vizcarra, quien este jueves cumplió 55 años de edad, recibió el “Gran Collar” de la Orden “El Sol del Perú” y la Orden “Al Mérito por Servicios Distinguidos” en el grado de “Gran Cruz Especial”, según informó la Presidencia peruana.

La condecoración otorgada por Aljovín se hizo por las labores que cumplió como embajador peruano en Canadá, cargo que ocupó hasta que el jueves tuvo que volver al país para asumir el Gobierno tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski.

¿Qué opinan los católicos?

Hay quienes guardan esperanzas en que el 61° presidente del Perú sea mucho mejor que los últimos que hemos tenido. Según lo que cuenta Aldo Llanos en su cuenta personal de Facebook sobre el actual presidente Vizcarra: “fue bautizado como Martín, en honor al santo mulato peruano, debido a que al estar a punto de morir de una complicación pulmonar al nacer, sus padres pidieron la intercesión de San Martín de Porres por su salud, cosa que finalmente se dio. Su padre, alcalde, prefecto y “constituyente” del 79 por Moquegua y su madre, maestra de escuela, le dieron el mejor ejemplo que una pareja de esposos le puede dar a un hijo: la fidelidad al compromiso. Su esposa Maribel Díaz, con quien tiene cuatro hijos, también es maestra (de Educación Inicial) y trabajó por mucho tiempo en un colegio cuyo nombre fue sin dudas un buen augurio: “Sagrado Corazón de Jesús”. Ella es su inspiración y soporte por más de veinte años de Matrimonio, y quizás por ello, es que durante su gestión de Gobernador Regional, Moquegua alcanzó durante tres años consecutivos, los mejores resultados educativos del país y lideró los índices de salud y de desarrollo humano. Dicen los vecinos moqueguanos que siempre se les vio en Misa dominical y que siempre comulgan juntos… pues yo no diré más y solo espero que se convierta en el líder que nuestro país necesita al igual que lo hace con SU FAMILIA.”

La imagen puede contener: 6 personas, personas sonriendo, personas de pie y exterior

Hay también comentarios que prefieren mantener una postura más cautelosa y prudente respecto al nuevo presidente, puesto que ha estado demasiado tiempo representando las relaciones Perú-Canadá; Sabemos bien que el gobierno canadiense es el que más dinero aporta en la financiación mundial de la imposición de la ideología de género como en la despenalización y promoción del aborto a través de diversos programas sociales. Solo este año ha destinado 10 millones de dólares para dicho fines. Así, el presidente canadiense Justin Trudeau, se ha convertido en el abanderado de la agenda LGTBI recibiendo la posta del ex-presidente Obama.

El ahora presidente del Perú, Martín Vizcarra, no ha expresado hasta ahora una posición católica según lo manda la doctrina social y política de la Iglesia; aunque algunos tienen esperanzas en su persona, la incertidumbre en el pueblo católico sobre el futuro del país y la protección de los bienes no negociables, vida y familia, permanecen en pie.

Categories: Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *