La organización Equo-Verdes en La Rioja pretende recluir la religión y sus expresiones al ámbito íntimo y famiilar contra la libertad reliogiosa. Critican duramente que las administraciones respeten el pricipio de cooperación con las confesiones y la libertad de elección educativa de los padres.

Equo-Verdes La Rioja insiste “en la necesidad de eliminar las religiones como asignatura y recuperar otras de tipo aconfesional”. Por primera vez, el próximo curso 2018-19, cinco centros de educación pública de La Rioja ofertarán religión islámica en sus aulas, número que irá gradualmente en aumento en cursos sucesivos.

Este es el resultado del acuerdo del Gobierno de La Rioja y la Comunidad Islámica en respuesta a las solicitudes de las familias amparadas por el principio básico de igualdad y libertad religiosa. El Ejecutivo riojano trabaja también con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas para posibilitar la implantación el próximo curso de una asignatura de religión propia.

Los ecologistas sostienen que la posibilidad de que los padres elijan la educación religiosa y moral que deseen para sus hijos, tal y como establece la Constitución Española, supone “adoctrinamiento religioso”.

A su juicio, la aplicación de instituciones jurídicas básicas como la patria potestad, la libertad religiosa y la libertad educativa supone un sistema de “segregación de alumnos en virtud de su religión” cuando existe la materia de Valores Éticos en la que se imparten, a su juicio “elementos comunes, cívicos y morales, de una sociedad madura asentada en los principios democráticos que todos debemos defender, ya seamos católicos, islámicos, evangelistas, ateos, agnósticos…”

Desde Equo-Verdes La Rioja consideran que la expresión en el espacio público de la religión “como confesión y culto, con sus credos, dogmas, mandamientos y textos sagrados debe estar en los templos y en las familias, no en la escuela“.

En contra de lo dispuesto en la Constitución Española respecto de las relaciones de colaboración entre el Estado y las diferentes confesiones religiosas, en especial con la Iglesia Católica, los ecologistas riojanos afirman que “desde un punto de vista educativo, no se entiende esta simbiosis del Estado con las distintas confesiones“, porque a su juicio “las creencias religiosas pertenecen al ámbito privado y a la libertad de conciencia”.

Categories: Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *