Los católicos también recordamos a Hugo Chávez, pero no según la versión edulcorada de Evo Morales, lo hacemos según la perspectiva católica de siempre, condenando el marxismo.

Evo Morales, presidente de Bolivia, honró la memoria del ex-mandatario venezolano, Hugo Chávez Frías, quien falleció un día como hoy hace cinco años.

A través de su cuenta en Twitter, Morales rememora a Chávez como “un patriota que gestó la liberación de su pueblo, creó el socialismo del siglo XXI y la Revolución Bolivariana”.

“Invocamos su memoria para que el pueblo venezolano derrote al intervencionismo golpista de Estados Unidos. ¡Chávez vive!”, expresó el jefe de Estado boliviano en su tuit.

Cabe indicar que, el 5 de marzo del 2013, falleció Hugo Chávez a los 58 años de edad debido a complicaciones médicas tras su última operación de cáncer, que le fue detectado en junio del 2011. El caudillo bolivariano gobernó Venezuela desde 1999 y designó a Nicolás Maduro como su sucesor.

LA RESPUESTA CATÓLICA

Es la misma que repetimos frente a cualquier vestigio de revolución marxista; junto con León XIII, en su encíclica “Quod Apostolici Muneris”, proclamamos que el comunismo marxista es una “mortal enfermedad que se infiltra por las articulaciones más íntimas de la sociedad humana, poniéndola en peligro de muerte”. Definimos el marxismo, tal como lo hizo el Papa Pío XI en la Encíclica “Divini Redemptoris”, como “intrínsecamente perverso, y no se puede admitir que colaboren con el comunismo, EN TERRENOS ALGUNO, los que quieran salvar de la ruina la CIVILIZACIÓN CRISTIANA”.

El video compartido por el presidente Evo Morales, es el mejor ejemplo de aquella denuncia que hizo el Papa Pío X contra la propaganda en favor del comunismo, “una propaganda realmente diabólica como el mundo tal vez nunca ha conocido”. Esta propaganda no solo apela a mentiras sino también a la simulación, introduciendo caballos de Troya en los países que logra hacerse de poder. Venezuela es un claro ejemplo de ello. Dice el Papa Pío XI: “con diversos nombres que carecen de todo significado comunista, fundan asociaciones y publican periódicos cuya única finalidad es la de hacer posible la penetración de sus ideas en medios sociales que de otro modo no les serían fácilmente accesibles” ¿No es acaso el método que siempre suelen aplicar? ¿No tenemos acaso la revolución enquistada en todos los medios de comunicación?
Si eres católico, entérate que desde Pío XII la Congregación para la Doctrina de la Fe excomulga a cualquier católico que MILITE o APOYE partidos comunistas. Antes de excomulgar a los comunistas, Pío XII había señalado en su correspondencia con el presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt el peligro que la Iglesia veía en la expansión de la Unión Soviética, y había combatido su ideología. Después de la guerra, el Santo Oficio condenó el comunismo marxista el 1 de julio de 1949 y excomulgó a sus seguidores. En la misma línea insistió en el deber de los cristianos de dar su voto a personas de segura fe católica.
No, señor Evo Morales, Hugo Chávez no gestó la liberación de su pueblo, gestó su destrucción, por eso el católico opta por la Contra-Revolución.
Categories: Mundo Opinión

Leave a Reply