La filtración de un correo electrónico saca un nuevo escándalo en el Partido Demócrata al destaparse que no quieren a más hombres blancos, heterosexuales porque ya son mayoría y dejarán de contratarles.

La filtración de un correo electrónico saca un nuevo escándalo en el Partido Demócrata al destaparse que no quieren a más hombres blancos, heterosexuales porque ya son mayoría y dejarán de contratarles.

El Comité Nacional Demócrata -el ‘cuerpo’ del Partido Demócrata- está buscando nuevos empleados para el Departamento de Tecnología. Gente profesional, bien formada, capaz de ayudar al partido a liderar del nuevo el país y que no sea ni hombre, ni blanco ni heterosexual.

Y es que resulta que la mayoría de las personas que trabajan ahí son hombres, blancos y heterosexuales, es decir, apenas tienen diversidad, y aquellos que se llaman demócrata no pueden permitir semejante desfachatez.

La responsable de este cambio de la discriminación positiva a la negativa es la administradora de servicios de datos Madeleine Leader, de quien se ha filtrado un correo en el que anuncia la contratación de nuevos empleados bajo esos términos.

Correo del Comité Nacional Demócrata sobre la contratación de empleados
Correo del Comité Nacional Demócrata sobre la contratación de empleados

En la línea subrayada dice: “Personalmente, preferiría que no se envíe a ningún hombre cisgénero, heterosexual, blanco, ya que son mayoría”.

Por tanto, mejor personas negras o de raza amarilla, mujeres, homosexuales (lesbianas en este caso) y transgénero (es decir que hayan repudiado su sexo biológico).

Para el Comité la raza humana ya no se divide entre hombres y mujeres, sino entre cisgéneros y transgéneros. Los primeros, los que están conformes con su sexo -es decir la inmensa mayoría de la población- quedan vetados para conseguir trabajo.

El The Daily Wire, que publicó la exclusiva, se puso en contacto con la señora Leader sobre el contenido de su correo electrónico, pero no quiso hacer ningún comentario.

Fuente Actuall

Categories: Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *