Dos cuerpos estallan y contaminan los quirófanos y la áreas de pediatría de un hospital debido a su estado de descomposición.

La situación en Venezuela es insostenible por la grave crisis política y social, y el desabastecimiento alimentario y de medicamentos. Es tal que hasta los depósitos de cadáveres están colapsados.

El último caso conocido es el del Hospital Central de Acarigua, donde dos cuerpos estallaron debido al estado de descomposición y contaminaron los quirófanos, las áreas de pediatría y hasta la sala de partos, según ha publicado El Nacional.

En las redes se ha hecho viral el traslado de dos cadáveres como si fueran mercancía, sin las medidas higiénicas adecuadas y sin el trasporte recomendado.

El secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud), Pablo Zambrano, señaló que hasta 2013 el Hospital Clínico Universitario (HCU) de Caracas fue el hospital más importante de Hispanoamérica con capacidad para atender 1.000 pacientes y que en la actualidad es capaz de recibir a menos de 400 enfermos.

Una encuesta realizada por un grupo de médicos y la Comisión de Desarrollo Social del Parlamento que ofrece estos datos para informar sobre la crisis del sector de salud, reveló que el 88 % de los hospitales en Venezuela presentan fallos en el suministro de medicamentos. “Esto se traduce en que los venezolanos van a un hospital y les dicen: compre el kit para las cirugías, compre los antibióticos, compre cualquier sonda o medicina porque de igual manera el material médico quirúrgico está en el 79 % de escasez”, dijo el presidente de la comisión, el médico y diputado opositor José Manuel Olivares.

 

Categories: Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *