Responder preguntas y dar entrevistas son un “riesgo pastoral” que está preparado a tomar, dijo el papa Francisco, porque es la mejor manera de conocer y responder las preocupaciones reales de la gente.

Por Catholic News Service / CATHOLIC HERALD. 18 de octubre de 2017.

‘Quiero una Iglesia que sepa cómo entrar en las conversaciones de las personas, que sepa cómo dialogar’, dijo.

 Responder preguntas y dar entrevistas son un “riesgo pastoral” que está preparado a tomar, dijo el papa Francisco, porque es la mejor manera de conocer y responder a las preocupaciones reales de la gente.

“Sé que esto puede hacerme vulnerable, pero es un riesgo que quiero tomar”, escribió el Papa en la introducción de un nuevo libro que recopila transcripciones de sesiones de preguntas y respuestas que ha sostenido por todo el mundo.

4044668-9788817097031

La colección en italiano, “Adesso Fate le Vostre Domande” (“Ahora hagan sus preguntas”), fue editado por el jesuita p. Antonio Spadaro y su lanzamiento está programado para el 19 de octubre. La introducción del Papa se publicó en el diario italiano La Repubblica.

“Quiero una Iglesia que sepa cómo entrar en las conversaciones de las personas, que sepa cómo dialogar”,escribió el papa Francisco.

El modelo es el relato del Evangelio del encuentro del Señor resucitado con los discípulos en el camino a Emaús. “El Señor ‘entrevista’ a los discípulos quienes caminan desanimados”, dijo. “Para mí, la entrevista es parte de esta conversación que está teniendo la Iglesia hoy con hombres y mujeres”.

Las sesiones de preguntas y respuestas “tienen siempre un valor pastoral”, dijo el papa Francisco, y son una parte importante de su ministerio, justo como invitar a un pequeño grupo de personas a su misa por la mañana de todos los días.

La capilla de Domus Sanctae Marthae, donde vive, “es, digamos, mi parroquia. Necesito esa comunicación con la gente”.

Y, en entrevistas, los periodistas a menudo hacen preguntas que están en la mente de los fieles, dijo.

La cita más regular que tiene para responder a las preguntas es en los vuelos a Roma de regreso de sus viajes al extranjero cuando sostiene conferencias de prensa con los periodistas que viajan con él.

“Ahí, también, en esos viajes, me gusta mirar a las personas a los ojos y responder sus preguntas de manera sincera”, escribió. “sé que tengo que ser prudente, y espero serlo. Siempre rezo al Espíritu Santo antes de empezar a escuchar las preguntas y responderlas”.

Sus entrevistas favoritas, dijo, son con pequeños, periódicos y revistas del vecindario. “Ahí me siento más a gusto”, dijo el Papa. “De hecho, en esos casos realmente escucho las preguntas y preocupaciones de la gente común. Trato de responder de manera espontánea, en una conversación que espero sea comprensible, y no con fórmulas rígidas”.

“Para mí”, dijo, “las entrevistas son un diálogo, no un discurso”.

Incluso cuando las preguntas se envían por adelantado, el Papa dijo que no prepara sus respuestas. Ver a la persona hacer la pregunta y responder directamente es importante.

“Sí, temo ser malinterpretado”, dijo. “Pero, repito, quiero correr este riesgo pastoral”.

[Traducción de Dominus Est. Artículo original]

Categories: Iglesia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *