Si hay algo que no parece pasar nunca de moda en nuestros días es la blasfemia, y precisamente de moda hablamos, de ‘Heavenly Bodies’ -Cuerpos Celestiales-, de la Gala de la Moda del Art’s Costume Institute del Museo Metropolitano de Nueva York, que este año se ‘inspira’ en el catolicismo, aunque desde fuera más parece que se burla de él.

La cantante Rihana fue una de las sensaciones de la gala, vestida de papisa, pero también hubo ‘cardenalas’, sacerdotisas y, peor, vírgenes, santos y ángeles.

En modo de ángel iba la cantante Katy Perry, entusiasta defensora del aborto que estuvo recientemente invitada a un evento organizado en el Vaticano -donde disertó sobre la meditación trascendental- y fue recibida por el Santo Padre.


Estuvo todo el que es alguien dentro del ‘famoseo’ americano, en fin, solazándose en frivolizar con lo que los católicos apreciamos y veneramos, y solo por eso ya merecería alguna mención de pasada en estas páginas.

Pero lo que que convierte ese desfile de irreverencia en noticioso es la presencia sonriente entre el público de la gala del Cardenal Arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan. Cómo podía un príncipe de la Iglesia condonar ese aquelarre irreverente, cómo podía sonreír ante una actriz ‘disfrazada’ de Virgen María con el pecho ‘atravesado’ por espadas, es algo que se nos escapa.

Quizá no advierta el cardenal lo penoso que debe ser para sus fieles verle aplaudiendo semejante mascarada, aunque desde fuera parece el despliegue esperable como reflejo de estos tiempos de confusión y división doctrinal dentro de la Iglesia. Una Iglesia que esta semana pasada el Papa nos decía querer “apartada del dinero y del poder”, aunque difícilmente puede hallarse tal concentración de dinero y poder como en la gala de marras.

No todo el mundo está de acuerdo con esta visión, naturalmente. El Padre James Martin, jesuita defensor de los LGTBI, le pareció todo “maravilloso”. Porque estuvo, naturalmente. Y lo disfrutó, como puede verse de uno de sus ‘tuits’:

“Realmente me dijo en la #MetGala esta noche:
“Me encanta tu traje”
“¿Lo dice en serio?”
“¡Un modelo extravagante!”
“Eres el tipo mejor vestido de aquí, tío” (Me palmea la mano)
“Pareces el producto genuino.”
Y, de verdad: “Me encanta que te hayas vestido como un cura sexy”.

Resultado de imagen para met gala 2018 con cardenal dolan

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas de pie, boda y exterior

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie, boda y traje

Para el evento, el Vaticano prestó más de cuarenta objetos invaluables, procedentes de la sacristía de la Capilla Sixtina. También participó el coro de la Capilla Sixtina.

La Gala Met es un evento anual organizado para reunir fondos a beneficio del Museo Metropolitano del Instituto del Vestuario para el Arte, localizado en la ciudad de Nueva York. Este año, el tema fue “Cuerpos Divinos – la Moda y la Imaginación Católica”.

El cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, habló en el evento y dijo que estaba “honrado” por apoyarlo. Él fue quien le proveyó la mitra a Rihanna.

“Me lo devolvió esta mañana”, le dijo Dolan el 8 de mayo a SiriusXM, diciendo que Rihanna es “muy graciosa”.

A sus obispos auxiliares que lo fastidiaron con Rihanna, Dolan les contestó: “hola, muchachos, ustedes no deberían quejarse, porque ella se ofreció para hacer algunas Confirmaciones”.

La gala le recordó a Dolan una “fiesta de mascaras o de Halloween”, pero él “no detectó a nadie ofendiendo a la Iglesia”.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas de pie

La imagen puede contener: 5 personas, personas sonriendo, personas de pie

Categories: Mundo

One comment

El Cardenal Dolan ‘bendice’ la mascarada irreverente de la MET GALA

  1. Abominación abominación, abominación, sacrilegio, sacrilegio, sacrilegio, blasfemia, blasfemia, blasfemia, se cumplen las profecías de Fátima, estamos en lo último, de lo último, de lo último del final de los tiempos.
    Perdón Santísima Trinidad
    Perdón Santísima Trinidad
    Perdón Santísima Trinidad
    Reparación y penitencia, reparación y penitencia, reparación y penitencia
    Perdón Santísima Madre, la Inmaculada, la sin mancha, la siempre Vírgen y Pura. PERDON, PERDON, PERDON

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *