Papa Francisco, responda a la “Súplica Filial” firmada originalmente por más de 790 mil católicos proveniente de 178 naciones, entre los cuales 8 cardenales, y 203 personas entre arzobispos, obispos y sacerdotes.

800 mil firmas dirigidas al Papa: “Ahora corrija sus errores”.

Papa Francisco responda a la “Súplica”, a los “Dubia” y a la “Correctio”. Esta es la exhortación de los organizadores de la “Súplica filial”.

Por Francesco Boezi. Il Giornale.it. 16 de octubre de 2017.

Papa Francisco responda a la “Súplica Filial” firmada originalmente por más de 790 mil católicos proveniente de 178 naciones, entre los cuales 8 cardenales, y 203 personas entre arzobispos, obispos y sacerdotes.

Esta, en síntesis, la solicitud de la organización Supplica filiale, justo, en la fecha simbólica de centenario de la “última aparición de Nuestra Señora de Fátima”. Una iniciativa que tiende a reiterar la necesidad del diálogo, después de la obtención de un número de firmantes aún mayor respecto a las estadísticas anteriormente publicadas. Hoy los firmantes de la “Súplica” han llegado a ser, de hecho, 879.451. La iniciativa se remonta al año 2015 y se interpreta ya como una solicitud de aclaración preventiva respecto al acto formal sucesivo de la “Correctio Filialis”. A la “Súplica”, sin embargo, nunca le ha seguido una respuesta del Papa. Así como a los Dubia y a la “Correctio”.

“El texto – se lee en el comunicado difundido por la “Súplica filial” – pedía “una palabra clarificadora que disipase la confusión general causada por la eventualidad que en el seno de la Iglesia se abre una brecha tal que permite el adulterio seguido del acceso a la Eucaristía de parejas divorciadas y vueltas a casar civilmente”. La coordinación de la “Súplica”, compuesta además por 60 organizaciones por familia y pro vida, no ha “recibido”, reitera el texto, “ni siquiera una nota de recepción por parte de la Santa Sede”. Y todavía: “Una omisión que resulta paradójica, desde el momento que el papa Francisco ha manifestado en más ocasiones el deseo de una Iglesia cercana a los problemas de los fieles y del pueblo en general, abierto al diálogo y al debate franco”.

De fondo, evidentemente, está la discutida exhortación apostólica Amoris Laetitia y el segundo Sínodo sobre la Familia. Los mismos organizadores de la “Súplica filial”, después, han “predispuesto” la “Declaración de fidelidad a la enseñanza inmutable de la Iglesia sobre el matrimonio y a su Disciplina continua”. Firmada, a su vez, por 35.112 personas, entre las cuales 3 cardenales, 9 obispos y 636 más entre sacerdotes diocesanos y religiosos. Súplica, declaración, dubia y correctiorepresenta, en resumen, actos diferentes, pero que parecen tener en común la falta de respuesta del Papa y la solicitud apremiante, por parte de los firmantes, de un diálogo al respecto.

Precisamente a los Dubia, luego, hacen referencia los organizadores de la “Súplica” cuando se refieren a la “perplejidad de innumerables fieles de todos los continentes”, que ha encontrado “resonancia acreditada” en las cinco preguntas firmadas por cuatro cardenales en septiembre de 2016. Después, el 11 de agosto pasado, se elevó a Su Santidad la Correctio. Aquello que los organizadores de la “Súplica” subrayan en el comunicado, por último, es el “silencio” del papa Francisco respecto a todo esto. Una manifestación de voluntad que agravaría “el clima de confusión”, que llega a ser definido por la coordinación de la “Súplica” como una “reticencia”. Palabras fuertes, que buscan el diálogo del Papa.

[Traducción de Dominus EstArtículo original]

Categories: Iglesia

Leave a Reply