Nuestro corresponsal Carlos Quequesana Lagos expone cómo una pareja de esposos fueron engañados por la librería Crisol al comprar un libro para su pequeña hija sin saber que le estaban inculcando ideología de género.

Por Carlos Quequesana Lagos, corresponsal de Traditio Invicta

Frente al presente debate de si los padres pueden o no elegir la ética y moral que quieren inculcar a los hijos, se presenta un ataque “invisible” pero real y con mucha inteligencia a la moral del pueblo peruano, como a la de todo el mundo, que está en pie de lucha contra las ordas revolucionarias que quieren dejar con la imposibilidad de aproximarse nuevamente al esplendor del reino de Cristo Rey en la tierra.

Los padres de familia Angie y George, como muchos otros padres de familia en el Perú, estaban preocupados por cómo inducir a la lectura a su hija Nandita (seudónimo para proteger su identidad)  de 9 años de edad, pues como bien es sabido, el hábito de lectura le ayudará mucho en su futuro tanto en lo intelectual como en la vida misma.

Asistieron a la conocida librería Crisol que se ubica en Av. Caminos del Inca 249 – Tienda 51, en busca de un libro que pueda inducir a Nandita al hábito de lectura. Viendo los trabajadores la indecisión sobre qué libro comprar, un trabajador se animó a preguntarles qué libro buscaban, la respuesta fue que no hay libro específico pero que estaban interesados en algún libro para su “hija de 9 años”.  La recomendación no se hizo esperar, el libro llamado “CUENTOS DE BUENAS NOCHES PARA NIÑAS REBELDES” de FAVILLI, ELENA Y CAVALLO, FRANCESCA fue el recomendado para Nandita y su desarrollo.  Este libro para “niñas”, ubicado en el área infantil tal como aparece en la página oficial de Crisol, es el Caballo de Troya para entrar a revolucionar la moral de las familias Católicas. En la parte posterior del libro la señora Geri Stengel de Forbes escribe “Un libro que debe estar en la mesa de noche de todas las niñas y mujeres jóvenes que conoces”. Esta indicación de Geri más el título del libro, les dio la manera tal cual debe leer Nandita de 9 años este libro, antes de dormir y poco a poco.

Nandita se sorprendió mucho al ver el libro llegar a sus manos y, tal cual sus padres le indicaron, empezó la lectura antes de dormir, meditando cuento por cuento cómo estas mujeres “rompieron” esquemas.

A los días, la niña aprovecha un tiempo con su padre para preguntar: “Papá, ¿qué es ser transgénero?”

Libro vendido por librerías Crisol

Nunca hubieran imaginado que aquel inocente libro para niños contenía un cuento revolucionario e ideológico, sí, dirigido hacia los más inocentes, los niños.

El pequeño cuento dentro de este nada inocente libro se llama “Coy Mathis, Alumna de primaria”. Pero sorpresa, no es alumna, es alumno; no es niña, es objetivamente niño. El cuento habla de la historia real del niño Coy  y cómo todos aceptan su “juego imaginario” de que es niña para terminar comiendo “pastel rosa” y usando “un vestido rosa brillante y hermosas zapatillas rosas”. (Cuento completo en la foto de referencia).

Si pensaron que el cuento de “Caperusito rojo” lo fue todo, pues no, la misma modalidad sigue atacando como el demonio, a escondidas, disfrazando en lo aparentemente bueno lo malo, para que nunca más se pueda volver la sociedad hacia aquello para lo que el ser humano fue creado, la sociedad sierva de Cristo Rey.

¿Da igual todo lo que enseñemos al futuro de la sociedad o hay algo que tiene supremacía? ¿Da igual escribir libros donde a los niños de 9 años se les enseñe del Che Guevara (que condenó miles a la muerte), de los nazis (que también condenaron miles a la muerte) o de la ideología de género (que condena a muchos al cielo de la diosa Libertad y lejos del Cielo de Dios)? ¿No hay un bien objetivo? Sí, Tanto el che Guevara y los Nazis condenaron a generaciones al mal de la tortura y el asesinato, pero la ideología de género es peor, condena a las personas a negar toda existencia del bien objetivo, de la esencia en los individuos y por tanto la existencia de Dios creador, para crear “hijos rebeldes” que niegan la naturaleza (ahora todo es un “cascarón” como la res extensa de Descartes) contra el sumo bien (Aristóteles, Metafísica, Libro Duodécimo, VII) que es Dios, negando la naturaleza se niega así lo que Pablo diría en Romanos 1:20 “Porque lo invisible de Dios, desde la creación del mundo, se deja ver a la inteligencia a través de sus obras: su poder eterno y su divinidad […]”. Toda esta negación y condenación para adorar a la diosa libertad absoluta y a su reino “Celestial” cuyo decálogo se resume en “Lo único malo es aquello que atenta contra la libertad de otro” y así cada cual se autodefine bajo la gracia de la diosa libertad (por su gracia ahora puedes auto percibirte hombre o mujer, ¿por qué no asexual?). Esta negación es la escuela perfecta para los futuros ateos y siervos de la diosa Libertad y nosotros no nos quedamos quietos ante este ataque, pues si Dios con nosotros ¿Quién contra nosotros?

Categories: Mundo

Leave a Reply