El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, se ha mostrado «profundamente preocupado y triste» y ha pedido preservar la «paz social», después de que la jueza Carmen Lamela acordara ayer el ingreso en prisión para el ex-vicepresidente de la Generalidad, Oriol Junqueras y otros ocho ex-consejeros.

El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, se ha mostrado «profundamente preocupado y triste» y ha pedido preservar la «paz social», después de que la jueza Carmen Lamela acordara ayer el ingreso en prisión para el ex-vicepresidente de la Generalidad, Oriol Junqueras y otros ocho ex-consejeros.

El arzobispo publicó en Twitter su mensaje tanto en castellano:

Como en catalán:

Lo cierto es que la situación que se generó ayer es fruto de la actividad delictiva de todo el gobierno catalán y de los parlamentarios que votaron a favor de la secesión de Cataluña del resto de España.

Uno de los ex-consejeros, Santi Vila, que dimitió antes de que se votara la secesión, ha salido hoy de prisión tras pagar 50.000 euros de fianza. Los demás siguen en la cárcel porque la jueza decretó prisión incondicional.

El expresidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, y otros cinco ex-consejeros, están en Bélgica y no acudieron ayer a la Audiencia Nacional. Se está a la espera de que se decrete una orden de captura para que sean extraditados a España.

Categories: Iglesia

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.